Publicado por & archivado en blog.

En el año 1997, Casa Pepe de la Judería dedicaba una exposición al 50 aniversario de la muerte de Manolete.

Hoy, 18 años después, seguimos teniendo muy presente la figura del matador cordobés por excelencia.

En la mítica barra de nuestro restaurante se conserva una parte del testimonio gráfico de los grandes de la tauromaquia pero con un especial cariño la del legendario Manolete.
No cabe duda de que su personalidad determinó su éxito en los ruedos. Sereno y tranquilo, viendo pasar al toro sin moverse, esperando su último pase.
Numerosas referencias de la literatura hablan de la vida y obra del maestro pero por sí sola habla su mirada, su silencio hace eco delante del frío mármol sobre el que se degusta la buena gastronomía de nuestra tierra.

Nuestros visitantes contemplan admirados sus faenas, inmortalizadas para el recuerdo.

Además de ofrecer lo mejor de Córdoba en la mesa, hay dos almas que se funden en nuestra casa, la leyenda viva de Manolete y Pepe el de la Judería dan a nuestra actividad un valor añadido para los más románticos y apasionados de nuestra ciudad y, está ahí, permaneciendo intacta la esencia, en C/ Romero, 1.”

La referencia bibliográfica que se encuentra en nuestra biblioteca y que también nos inspira es la de un escritor cordobés:

“Manolete, biografía de un sinvivir” de Fernando González Viñas. Ed. Almuzara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *