Galardones

El menú de un santo en Casa Pepe de la Judería

Quienes le sirvieron no podían saber el papel trascendental que la Providencia tenía reservado al comensal de aquel día, y tampoco se harían fotos con él, porque no se llevaba. Fue el 17 de abril de 1950 cuando Angelo Giusseppe Roncalli visitó la ciudad y almorzó en uno de sus restaurantes clásicos: Casa Pepe de la Judería. Ocho años después todo el mundo lo conocería como Juan XXIII.

Por entonces aquel purpurado italiano era nuncio apostólico en Francia, en una carrera diplomática de gran calado, aunque no todo el mundo conocía su rostro ni pensaba que quien se sentaba a la mesa sería santo. Según relata el periodista Francisco Solano Márquez en su libro «Córdoba insólita», el entonces arzobispo había realizado una visita a la Mezquita-Catedral y escogió este restaurante para almorzar, y no comió mal.

Visitas posteriores

El menú todavía se conserva. Angelo Roncalli, nacido en una familia campesina y humilde, se decantó por lo tradicional. Comenzó con unos entremeses de jamón y queso, para después comer una tortilla paisana y una fritura de pescado variado. No evitó el postre, y optó por flan y pastelón, el que luego se llamaría pastel cordobés. ¿Le gustó? En el establecimiento se recuerda a uno de los colaboradores del nuncio decirlo con rotundidad: «Es lo mejor que hemos comido desde que estamos viajando».

En 1958, el mundo entero miró a aquel comensal italiano cuando le eligieron Papa con el nombre de Juan XXIII, y su pontificado pasó a la historia por iniciar el Concilio Vaticano II y un profundo movimiento de renovación de la Iglesia. Muchos cordobeses quisieron conocer la sala de la planta alta en que había almorzado e incluso el Cabildo colocó una placa en la Catedral.

Pero el recuerdo también quedó en la memoria del llamado Papa Bueno. Cuando el alcalde, Antonio Cruz Conde, le visitó en Roma, el que ahora se llama San Juan XXIII le confesó que de Córdoba recordaba dos cosas: el Patio de los Naranjos y Casa Pepe de la Judería. Un restaurante bendecido por un santo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecer contenidos adaptados a sus intereses. Si sigue navegando sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso. Ver nuestra política de cookies